Por Derrick Broze, 26 de noviembre, 2021 (Traducido al español por Paul Horner.)

Antes de leer este artículo recomendamos leer la Primera parte: una vision distopica del futuro.

Mientras el Foro Económico Mundial anuncia la necesidad de una “Gran Narrativa” para unir al pueblo en torno a sus ideales tecnocráticos, el público se está enterando del plan del FEM y sus socios para construir un mundo virtual distópico conocido como El Metaverso.

A mediados de noviembre, Klaus Schwab, Presidente del Foro Económico Mundial, se reunió con Mohammad Abdullah Al Gergawi, ministro del gobierno de los Emiratos Unidos Árabes para anunciar el lanzamiento de La Gran Narrativa. Este anuncio representa la próxima fase de la agenda del “Gran Reseteo.”

“Estamos aquí para desarrollar la Gran Narrativa, una historia para el futuro,” Schwab declaró durante un panel titulado Narrar el futuro. “Nos reunimos hoy para desarrollar una gran narrativa; una historia para el futuro. “Nos reunimos hoy para desarrollar una gran narrativa; una historia del futuro. Cito a Su Alteza Sheikh Mohammed bin Rashid Al Maktoum, vicepresidente y primer ministro de los EUA y gobernante de Dubái,cuando Su Alteza dijo que “El futuro pertenece a ellos que lo pueden imaginar, diseñar y ejecutar.” Estamos aquí ahora para imaginar y diseñar el futuro, y luego ejecutarlo.”

Uno de los temas principales discutidos en el lanzamiento de La Gran Narrativa fue la cuarta revolucion industrial (4RI).

La 4RI es otro proyecto favorito de Klaus Schwab que se anunció por primera vez en diciembre del 2015. La 4RI es el panóptico digital del futuro, donde la vigilancia digital sea omnipresente y la humanidad utilice la tecnología digital para alterar nuestras vidas. Asociado a menudo con términos como “el internet de las cosas”, “el internet de los cuerpos”, “el internet de los humanos” y “el internet de los sentidos”, este mundo tendrá ciudades inteligentes alimentadas por las tecnologías 5G y 6G donde los trabajos y las obligaciones típicamente desempeñados por seres humanos se manejen la inteligencia artificial (IA) y la robótica. En esta visión, la humanidad esté etiquetada y controlada con tecnología ponible que interactúe con la IA y las ciudades inteligentes.

Claro está que para Schwab y otros globalistas la 4RI también se presta para aumentar la planificación centralizada y el control desde arriba. La meta es rastrear a la sociedad y registrar todas las transacciones, donde todas las personas tengan una identificación digital capaz de ser rastreada y donde dejen fuera a los descontentos sociales por medio de los puntajes de crediticios sociales.

Otro tema mencionada en La Gran Narrativa fue el Metaverso. Los conceptos de la Cuarta Revolución Industrial y el Metaverso están inextricablemente vinculados. Este artículo es una breve exploración del concepto y de las compañías tratando de dar vida al universo virtual.

Entender el Metaverso

La gran mayoría del público sólo se ha dado cuenta del término recientemente debido al anuncio que Facebook iba a cambiar su nombre a Meta, un homenaje al deseo de Zuckerberg de encaminar a la humanidad al mundo virtual conocido como el Metaverso.

En julio, Zuckerberg explicó sus planes para el metaverso en una entrevista con El Verge, declarando que él imagina un futuro donde las personas usen gafas o lentes de contacto que muestren una realidad donde se pueda interactuar con amigos y el ambiente.

“Pienso que si podemos ayudar a construir el siguiente equipo de plataformas computacionales con sus experiencias correspondientes de una manera que sea más natural y que nos haga sentir más presentes para con las personas, creo que eso será muy positivo,” Zuckerberg le dijo al Verge. También explicó que para él, “el metaverso no sólo se trata de una realidad virtual,” sino más bien a “un ambiente persistente y sincrónico donde podemos estar juntos” al usar la realidad virtual, la realidad aumentada, computadores personales, dispositivos móviles y consolas de videojuegos. Zuckerberg espera que el Metaverso no sólo sea “algún tipo de híbrido entre las plataformas sociales que tenemos hoy, sino un entorno donde estés encarnado en él.”

Alrededor del mismo tiempo que Zuckerberg hizo sus declaraciones, la directora ejecutiva de Facebook Sheryl Sandberg dijo al New York Times que esperan que un día “las personas lleven a cabo servicios religiosos en espacios de realidad virtual” y que “utilicen la realidad aumentada como una herramienta educacional para enseñar a sus hijos la historia de su fe.”

Mientras se habla mucho acerca del cambio del nombre y del potencial del Metaverso, el origen del nombre viene de la novela popular de ciencia ficción Snow Crash. En Snow Crash el protagonista, Hiro Protagonista, existe en un paisaje futurístico donde las personas entran y salen del universo alternativo hecho de las realidades virtuales y aumentadas.

Mientras que Snow Crash no es la primera o única novela para imaginar una realidad alternativa donde los humanos usan la tecnología para interactuar con un mundo virtual y al mundo físico aumentado con presentadores frontales, Snow Crash fue la primera en utilizar el término Metaverso. De Snow Crash:

“De hecho Hiro no se encuentra aquí en absoluto. Está en un universo generado por computadores que su computador está dibujando en sus gafas y sonando en sus audífonos. En la jerga, este lugar imaginario se conoce como el Metaverso. Hiro pasa mucho de su tiempo en el Metaverso.”

A pesar de las promesas utópicas de los ejecutivos de Meta, ha habido numerosos críticos de los planes de Zuckerberg de mover al público de la realidad real a una realidad virtual simulada. Tom Valovic de CounterPunch describió los planes del Metaverso de la siguiente manera:

“Quiero tener cuidado de no andar con rodeos en describir lo que se trata este golpe tecnológico: nada menos que una tentativa de fabricar una “realidad” alternativa a la física que habitamos actualmente. Se puede acceder a esta nueva realidad, claro está, sólo los clientes que pagan y los que se encuentran en una posición de entenderla y pagarla. Es una tecnología diseñada por la élite y para la élite e implícitamente deja atrás a gran parte de la humanidad a su paso.”

“El metaverso aparece ser parte de un esfuerzo más grande de implementar gobernanza tecnocrática y encaja bien con la agenda del Foro Económico Mundial (FEM). Esta organización es la portavoz oficial de la clase de los multimillonarios.”

“La primera ola invasiva del transhumanismo vendrá con así llamados dispositivos ponibles como, por ejemplo, cintas del pelo, gafas de realidad virtual, accesorios corporales, implantes por debajo de la piel y más. La siguiente etapa será un intento de conectarnos los cuerpos físicamente a una realidad electrónica alternativa donde no habrá ni privacidad ni autonomía individual en absoluto.”

Valovic tiene razón en su juicio de la visión del FEM. Para la clase multimillonaria y sus organizaciones títeres como el FEM y las Naciones Unidas, el Metaverso ofrece la posibilidad de encarcelar a toda la vida en prisiones digitales donde se le puede cobrar a las personas por servicios y productos dentro de la esfera digital. Es probable también que el público será alimentado con la narrativa de que estar dentro del Metaverso es mejor para el planeta o que no hay ningún virus de que temer en el Metaverso. Y, claro está, la posibilidad de que un virus digital infecte al hardware y al software del Metaverso- tanto como a las mentes ahí encerradas- es más que un poco aterradora.

Con el entendimiento de los planes y las intenciones verdaderas de los que conducen la humanidad hacia el Metaverso, no es difícil imaginar un mundo que refleja algo similar a la película de Hollywood de 2009 Los Sustitutos. En la película, Bruce Willis interpreta a un agente del FBI que investiga una muerte que involucra a un sustituto, avatares humanoides en que las personas deciden vivir en vez de sus propios cuerpos. Mientras que en Los Sustitutos el avatar es un ser físico alternativo, en el Metaverso el avatar es un ser digital. En cualquier caso, el resultado final es que la mayoría de la gente decide vivir en su sustituto que en su cuerpo humano real. ¿Es esto lo que veremos con el Metaverso? El tiempo lo dirá.

Si los tecnócratas se salen con la suya, tendremos un mundo físico formado por ciudades inteligentes donde no tendrás nada y serás feliz, con la privacidad y la individualidad como cosas del pasado. Las ciudades inteligentes posiblemente podrían encerrar a laspersonas en sus casas y desconectar servicios esenciales durante confinamientos climáticos o resurgimientos de la variante del COVID más reciente. Mientras tanto, dentro de su casa inteligente podría ignorar los problemas del mundo físico y ponerse gafas, lentes de contacto o, a la larga, un implante que le enchufe directo al Metaverso.

Con la gente del mundo seguramente metida en sus camas digitales, los tecnócratas podría finalizar su adquisición de recursos naturales, la economía y la humanidad misma.

Dando vida al Metaverso

Aunque Meta es visto como la fuerza motriz de la creación del Metaverso, no el la única compañía que trabaja en la visión. Como CBS notó recientemente, hay “5 compañías que construyen nuestra realidad virtual futura”. Además de Meta, también tenemos Google, Microsoft, Apple, Valve y Magic Leap contribuyendo a esta posible pesadilla distópica.

Mientras que se conoce estos nombres la persona promedio, Magic Leap es una compañía con la cual nos deberíamos familiarizar. Es muy probable que Magic Leap desempeña un papel protagónico en llevar el Metaverso al mundo corporativo y luego, esperan ellos, a su adopción en masa por los consumidores. Aunque los consumidores no conocen bien la compañía, tiene peso suficiente para contratar a asesores como Neal Stephenson, autor de Snow Crash. De hecho, Stephenson es el “futurista principal” de Magic Leap donde puede trabajar ahora con el sector tecnológico para darle vida a su concepto del Metaverso.

Magic Leap se fundó en 2010 con la meta de traerle a las masas la realidad aumentada y la realidad virtual. En 2017, Magic Leap lanzó sus “gafas de realidad mezclada” con la espera de lanzar a la humanidad por fin al Metaverso. Sin embargo, como con intentos previos- Occulus Rift de Facebook, Google Glass y Hololens de Microsoft- el concepto no ha tenido éxito.

Magic Leap no ha estado a la altura de las expectativas en la última década y se ha informado que entre finales de 2019 y junio de 2020 la valuación de la compañía cayó de $6.4 mil millones a $450 millones, una pérdida de 93 por ciento. Por la mayoría de las cuentas, Magic Leap fue un fracaso.

Luego, en octubre de 2021, Magic Leap recaudó $500 millones de una fuente no identificada. Magic Leap dice que la inversión ayudará a la compañía enfocar en entregar “las mejores soluciones de clase de realidad aumentada (RA)”, que incluye el Magic Leap 2 para 2022. Directora ejecutiva Peggy Johnson dijo que la inversión es “un paso importante en avanzar la misión de Magic Leap de transformar la manera en que trabajamos.”

Peggy Johnson también es parte del esfuerzo de darle un nuevo imagen a Magic Leap. Ella entró a la compañía como directora ejecutiva actual en agosto de 2020 con el enfoque de “acelerar el cambio de la compañía al mercado empresarial” después delfracaso de ganar la aceptación de los consumidores. Johnson ha dicho que Magic Leap enfocará en “construir un negocio robusto a través de sectores como los de salud y fabricación, el de defensa y el sector público.”

Los empleadores previos de Johnson proporcionan unos antecedentes de su experiencia y sus contactos. Antes de formar parte de Magic Leap fue vicepresidente ejecutiva de desarrollo empresarial en Microsoft de septiembre 2014 a agosto 2020. En su papel con Microsoft parece haber sido una de las personas principales involucradas en la asociación de Microsoft con el proyecto ID2020. Incluso fue citada en la pagina principal del sitio web ID2020.

El proyecto ID2020 es un intento de crear identificación digital para cada persona en elplaneta. Los socios del proyecto ID2020 incluyen Microsoft, GAVI (financiado por la Fundación Bill y Melinda Gates) y la Fundación Rockefeller. Fue durante su ocupación con Microsoft que una asociación formal con el proyecto ID2020 se anunció en el Foro Económico Mundial en 2018. Al hacer el anuncio Johnson también notó que “fue el verano pasado cuando Microsoft tomó un primer paso al colaborar con Accenture y Avanade en un prototipo de identidad basada en el blockchain en Microsoft Azure.”

De manera interesante, Peggy Johnson ocupa un puesto en la junta de directores de BlackRock, un puesto que ha tenido desde marzo de 2018. BlackRock ha sido atacado en el último año debido a sus inversiones en bienes raíces, pero también por mantener acciones de Moderna, Inc.

El hecho de que Johnson tiene experiencia laboral con Microsoft, BlackRock, el FEM, ID2020 y otros actores importantes de la agenda del Gran Reseteo es probablemente una de las razones por la cual ha sido escogida para ayudar marcar el comienzo del Metaverso.

Las declaraciones de Johnson en entrevistas recientes proporcionan una ventana a su manera de pensar acerca del concepto de la realidad virtual-aumentada. En su página de LinkedIn, ella habló recientemente sobre su primer año como directora ejecutiva de Magic Leap. “Hace un año, en medio de una pandemia global, entré a Magic Leap como directora ejecutiva, inspirada por la visión que tiene la compañía de desarrollar el potencial humano por medio del poder de la realidad aumentada (RA),” escribió Johnson.

Johnson continua explicando cómo Magic Leap piensa conquistar al entorno laboralcorporativo primero, antes de pasar a tecnología de calidad de consumo. Ella menciona algunas de las compañías asociadas con Magic Leap.

Nos asociamos con Ericsson para mejorar los procesos de los pisos en el trabajo en pisos de fábricas, aumentando la eficiencia y la colaboración. Oftalmólogos de Heru utilizaron nuestra tecnología para desarrollar una solución RA para los exámenes oculares, sustituyendo una máquina diagnóstica costosa y aparatosa con una herramienta diagnóstica de la vista más económica. Seguros Farmers recientemente empleó a Magic Leap para entrenar de manera remota a tasadores de reclamos recién contratados durante la pandemia, eliminando así la necesidad de viajes dañinos al medio ambiente.”

En una entrevista de febrero de 2021, Johnson habló de boquilla sobrehttps://www.seeheru.com/ “el capitalismo de las partes interesadas” (stakeholder capitalism), un componente clave de la agenda del Gran Reseteo. “El hecho de que somos una compañía pequeña no significa que no podemos acatar los principios del capitalismo de las partes interesadas,” ella dijo al Leadership Next podcast.

Sólo días antes de publicarse de este artículo, Peggy Johnson habló en la Cumbre Web y reveló unos detalles más sobre los planes de Magic Leap. Johnson dijo a la audiencia que ya estamos en las etapas iniciales del Metaverso. Según Johnson, conforme los mundos físicos y digitales se funden, puede que las personas vuelen menos y participen menos, de manera general, en la realidad física.

¿Se acuerdan cuando los médicos no usaron RA para operarle?”, dijo Johnson, imaginándose en el futuro. “Ud. no va a querer esa experiencia antigua, sólo va a querer esa experiencia nueva porque va a ser tan precisa.”

En la Cumbre Web, Johnson declaró que, para ella, la meta fue “liberarnos” de tener que siempre estar mirando para abajo a nuestras pantallas y hacer que los usuarios miraran para arriba al mundo que les rodea. Sin embargo, a pesar de los muchos partidarios del Metaverso que impulsan la inmersión total en la realidad virtual y aumentada, Johnson alega que no es meta suya. “No quiero vivir en un mundo completamente ocluido donde entro a otro mundo por horas seguidas,” declaró. “Quiero vivir en mi mundo físico y tener ese mundo aumentado para mi. Pienso que eso es hacia dónde vamos y eso es la promesa real del Metaverso.”

Aunque Johnson no tenga la intención de que el Metaverso se vuelva una realidad abarcadora que sustituya a la realidad física, para los Zuckerberg, Microsoft y los FEM del mundo, eso es precisamente la intención que tienen para el Metaverso.

La telaraña de los tecnócratas que trabajan para construir esta realidad deberían ser causa de alarma para cualquier mente pensante. Meta, Microsoft, Google, Apple, el Foro Económico Mundial, Amazon y otros tienen la intención absoluta de cerrar la brecha entre las realidades virtuales y físicas. El Metaverso sirve su visión final de dominar a la humanidad por medio de la tecnología digital que borre la privacidad y la individualidad.

Lo único que se interpone en el camino de esta distopía tecnocrática son las mentes y los corazones libres del mundo. Tenemos que rechazar este esfuerzo y en lugar de eso esforzarnos por reconectar con el mundo físico que nos rodea. Mientras que los tecnócratas han intentado usar COVID-19 como un método de cortar la conexión humana para que podamos anhelar algo como el Metaverso, debemos superar esta propaganda y reconectar para con nuestros semejantes y al mundo natural abundante. Ahora es el momento de luchar por nuestra humanidad antes de que la clase depredadora suprima por completo nuestra conexión física entre nosotros mismos y el planeta.

Leave a Reply

Your email address will not be published.